Salud

¿Cuáles son las consecuencias de usar el andador para bebés?

Comparte el artículo.

En la actualidad vemos como muchos padres optan por comprarle el andador para bebes cuando estos ya se encuentran en la edad adecuada para empezar a caminar y es que a pesar de que en años anteriores esto hacía sentir más cómodos y tranquilos a los padres porque de alguna forma ayudaba a sus hijos a caminar más rápidamente, lo cierto es que han sido innumerables los reportes de accidentes por el uso de la andadera.

Según informes recopilados por el Programa de Prevención y Reporte de Lesiones del Hospital de Canadá (CHIRPP), entre los meses de abril de 1990 y abril de 2002, se produjeron 1.935 lesiones causadas por el uso del andador para bebes. Por tal motivo, dicho país prohibió la comercialización y venta de andadores.

Es por ello que hoy en día, la mayoría de los especialistas (pediatras, fisioterapeutas) desaconsejan su utilización. Conviene prevenir a los padres del riesgo de su uso, ya que existe una gran variedad de avisos importantes sobre su uso y por ello continúan en venta en diversos países, por tal motivo que en el siguiente de “Hoy Aprendí” conocerás cuales son los riesgos que corre tu bebé con el uso de la andadera

¿Cuáles son las consecuencias del uso del andador para bebes?
La mayoría de los padres o cuidadores utiliza el caminador para bebés como un modo de mantener al niño ocupado, pero olvida vigilarlo estrechamente y en ocasiones lo deja solo, con riesgo de sufrir algún accidente, tales como:

1. Lesiones del cuello y traumatismo de cráneo:
Son las lesiones más frecuentes asociadas con el uso de correpasillos; pueden provocar laceraciones leves o lesiones más severas, como hematomas, incluso accidente cerebrovascular, que pueden resultar en daño neurológico o la muerte. El traumatismo craneoencefálico se registra en 82% de los accidentes por andadera (no es grave en 72%).

2. Fracturas:
Las fracturas de cráneo se reportan en 35 a 70% de los pacientes que sufren caídas por las escaleras. Otras fracturas reportadas son las de cúbito y radio. Según las estimaciones de Mak y su grupo un servicio de urgencias de Estados Unidos reportó entre 2001 y 2004 más de un tercio de las fracturas en brazos y manos de los lactantes.

3. Quemaduras o escaldaduras:
Estas lesiones ocurren en el 2% de los lactantes menores de 15 meses de edad que utilizan el tacata o andaderas. En la unidad de quemados del Hospital Morriston, Inglaterra (1994), 8 de 34 ingresos fueron reportados por quemaduras asociadas con el uso de andaderas en pacientes de 9 meses; la mitad de las lesiones fue por contacto directo y la otra por escaldadura, con un promedio de 8 días de estancia hospitalaria.

4. Intoxicaciones:

La altura a la que se coloca el andador para bebe y la movilidad en el hogar lo predisponen a jalar, incluso ingerir medicamentos o sustancias peligrosas (solventes o diferentes productos de limpieza) que se encuentran a su alcance.

5. Otras lesiones:

El uso del andador para bebes también podría ocasionar una serie de patologías, que a pesar de que no son tan frecuentes se han reportado algunos casos, tales como: laceraciones, abrasiones, contusiones por aplastamiento de los dedos y lesiones o daños dentales.

¿Por qué es importante dejar gatear al bebé por sí solo?
Para alcanzar un desarrollo motor normal, el bebé debe pasar por una serie de etapas de las que no debemos cohibirlo, como por ejemplo: que se mueva en el suelo, que se voltee, que se arrastre por el piso, incluso que gatee (lo que va a beneficiar el fortalecimiento de sus brazos y le resultará útil para tener reflejos de apoyo y poder amortiguar posteriores caídas)

Ir conquistando la verticalidad, aprendiendo primero a ponerse de rodillas apoyándose en los muebles y a ponerse de pie con apoyo; mantenerse de pie realizando un buen apoyo plantar, pasando el peso del cuerpo de la punta a los talones y aprendiendo a mover las piernas lateralmente apoyado en los muebles manteniendo el equilibrio por sí mismo; aprender a agacharse y a pasar de esta posición al suelo flexionando cadera, rodillas y tobillos, son una de las cosas que tu hijo debe aprender por sí solo sin la necesidad de utilizar ningún instrumento que en vez de beneficiarlo lo perjudique.


En Conclusión:
Ten en cuenta que el uso del andador para bebes no es una práctica segura, representa un factor de riesgo para accidentes, puede dejar secuelas, incluso ser fatal. Es por ello que tanto los padres como los profesionales de la salud deben promover programas de prevención de accidentes asociados con el uso de andaderas en lactantes en los diferentes niveles de atención. Es preferible decir: “no al uso de la andadera” que atender a un paciente con lesiones asociadas con su uso para dejar de recomendarla.

Comparte el artículo.

Deja un comentario

shares